La Bellaca Viernes, 11 noviembre 2016

Este es el cheesecake que siempre te quisiste comer

Paola Miglio

Periodista de comida y viajes. Frívola. Obsesiva. Ansiosa. Twitter @paolamiglio / Instagram @paola.miglio

La semana pasada estuve recorriendo Guatemala con unos amigos (hermoso país) y uno de los lugares que visitamos fue la Finca Parma, enclavada en una zona de bosque montañoso y ceja de selva. Cafetalera, frutera y quesera. Probamos su versión de queso crema: potente y enriquecida, hecha con métodos artesanales; y decidimos traernos unos paquetes para hacer una receta acá en Lima.

Así, estuvimos buscando en Internet la del clásico New York cheesecake, ese denso y untuoso, y nos topamos con la de Junior´s, un restaurante gringo (NY) famoso por estas tartas. Se venden como pan caliente y la gente no se cansa de comerlas. Sí, es una receta chancha y engordativa, pero para un fin de semana goloso está bien.

Pueden usar queso crema que venden acá en Perú, yo usé el guatemalteco por la novelería. Así, acomodamos algunos ingredientes a lo que teníamos y este fue el resultado. No es difícil, solo hay que tener paciencia para la espera. Hasta yo, que soy medio torpe, lo logré.

1. Ingredientes y preparación

(para un molde redondo grande de 10 porciones)

ches

Foto: Paola Miglio

2.Para la corteza

Me solucioné la vida con galletas de vainilla y mantequilla. Es bien fácil: compran dos paquetes de galletas y los muelen a punto polvo. Si no tienen procesador, simple, meten las galletas en una bolsa ziplock, la cierran bien sacando todo el aire y le pasan el rodillo (o en mi caso, una botella), por encima.

Lo hacen varias veces hasta que las galletas queden hechas polvo. Luego todo a un recipiente y le agregan un paquete de mantequilla previamente derretido. Usar mantequilla por favor, a mí me gusta con sal, para que le dé un toque distinto. Amasan bien y ya tienen la corteza de su tarta. La acomodan pareja en la base del molde y listo.

15007661_1772720792993528_474309987_o

Foto: Paola Miglio

3. El relleno

  • 4 paquetes de 8 onzas de queso crema
  • 1 2/3 tazas de azúcar
  • 1/4 tazas de maicena
  • 1 cucharada de vainilla
  • 2 huevos extra grandes (yo usé tres normales)
  • 3/4 tazas de crema de leche

En una batidora colocar el queso crema (de preferencia a temperatura ambiente), azúcar y huevos. Mezclar bien hasta que los ingredientes se unan a la perfección. Luego agregar maicena, vainilla y crema de leche y seguir removiendo hasta que no queden grumos. Verter la mezcla en el molde, sobre la corteza de galleta. Luego llevar la tarta en Baño María al horno a 180 grados hasta que se cueza el interior (controlen cada media hora metiendo una pajilla, si sale limpia, ya está).

Para el Baño María deben encontrar un molde más grande que el de la tarta o una bandeja honda. El agua no debe llegar a más de dos dedos del molde, para que cuando hierva, no salpique dentro. Cuando el cheesecake esté listo, lo meten a la refrigeradora por 12 horas. Este paso es importante para que la mezcla se vuelva compacta. A mí me gusta comerlo solo, sin salsas, pero en esta oportunidad le agregué un poco de mermelada de aguaymanto (capulí o physalis) encima y quedó delicioso.

Paola Miglio

Periodista de comida y viajes. Frívola. Obsesiva. Ansiosa. Twitter @paolamiglio / Instagram @paola.miglio
Secured By miniOrange