La Bellaca Viernes, 13 mayo 2016

Este es el restaurante con pollo más crujiente que KFC del que todos hablan en Chile

Paola Miglio

Periodista de comida y viajes. Frívola. Obsesiva. Ansiosa. Twitter @paolamiglio / Instagram @paola.miglio

Bellacada viajera: Las alas de Santiago

bellaca

Ñam ñam. Foto: Paola Miglio

Como siempre que nos vamos de viaje, aprovechamos para visitar algunos lugares y traerles un dato divertido, sabroso y, sobre todo, económico. Nos fuimos a Santiago de Chile al Festival de Cocina Latinoamericana Ñam, y mientras andábamos por la ciudad caímos en Patronato, barrio turco coreano que reúne un encantador caos de mucha gente, tiendas de ropa, zapatos, carteras, accesorios miles y lo comestible: shawarmas, pastelerías, supermercados asiáticos y algunos lugares que se especializan en cocina coreana, la al paso y la de mesa.

Llegamos a Chicken Story (Antonia López de Bello 267, Recoleta), un amable y pulcro espacio donde venden pollo frito y otras delicias coreanas. Resulta que si bien el ave es la diva, la acompañan con interesantes propuestas que incluyen sabores de la cocina de Seúl o Busang y de la isla de Jeju. El pollo es empanizado y frito, algo parecido al crispy de KFC, pero aún más crujiente. Las versiones son dos: alitas (deshuesadas o no) y trozos de pechuga. Nos decantamos por la primera. Carne jugosa, exterior chancho y crocante. Unas al natural y las otras en una salsa agridulce picante y ajonjolí. Son adictivas, abundantes y no hay lugar a arrepentimientos (hay una alitas con picante solo para valientes, no se arriesguen, que supera el picor peruano de lejos). Al lado, nabo encurtido y papas fritas (o chips de papas).

Si deciden ir, saben ya de antemano que esto no es comida para gente “a dieta”, sino un gustazo pecaminoso que luego quemarán caminando por toda la ciudad. Chicken Story tiene también una interesante línea de jugos naturales de pimiento rojo y amarillo (sube las defensas y combate el estrés), espinaca con plátano para el hígado y betarraga, zanahoria y manzana para los dolores de cabeza. ¿Precio por persona? A ver, pedimos un combo de alitas, una porción de papas fritas y dos aguas y salió un aproximado de S/. 30 por persona. Estábamos con hambre y sobró comida para llevar. Pueden pagar en efectivo o con tarjeta y para llegar se bajan en el metro Patronato. Luego, “laberinteen” por las calles hasta encontrar la indicada y ríndanse. ¿Volvería? Definitivamente.

3.5 BELLACOS

Paola Miglio

Periodista de comida y viajes. Frívola. Obsesiva. Ansiosa. Twitter @paolamiglio / Instagram @paola.miglio
Secured By miniOrange