La Bellaca Martes, 10 noviembre 2015

18 datos que tienes que conocer antes de visitar El Buen Recado

Paola Miglio

Periodista de comida y viajes. Frívola. Obsesiva. Ansiosa. Twitter @paolamiglio / Instagram @paola.miglio

Tipo de establecimiento. Barra informal de empanadas, sánguches, jugos y café.

Estacionamiento. Visitamos el local remodelado de Av. Angamos y no hay estacionamiento, solo que encuentren espacios libres en la calle transversal, Independencia. Lo que sí hay es parqueo para bicicletas.

Atmósfera. Bastante relajada. Con el horno a la vista, el local está bien iluminado pero lo mejor es que debido a las lunas anti ruidos no se filtra el sonido de la Av. Angamos. El espacio es pequeño pero bien distribuido, predomina la madera y tiene una onda rústica industrial. Buena música y a volumen prudente.

Sillas y mesas. Hay mesas pequeñas con sillas hasta para tres personas, pero predominan las barras (hay dos) y una gran mesa de centro para compartir (entran unas 10 personas). No tengan miedo de sentarse con extraños, no muerden. Tampoco tienen que hablarles. Disfruten tranquilos su café.

Servicio. Ágil y simpático. No se demoran mucho en atender.

Las empanadas. De masa ligera, no la quebradiza, un poco más compacta pero delgada y suave. Los bordes con crocantes y llegan a la mesa calientes, recién sacadas del horno. Cuidado al morderlas (están bien gorditas y jugosas, se les puede desparramar todo). La de carne clásica tiene un relleno compacto y sabroso, espolvoreada por encima con azúcar impalpable; la de alcachofa con queso es una de nuestra favoritas, de sabor delicado; y la de ají de gallina se porta bien, ya que el guiso es abundante y bien hecho. La de costillas a la BBQ estaba rica, sin embargo nos parece que el dulce se disparó un poco, quizá bajándoselo podría encontrar una mejor armonía.

foto1

foto2

Los sánguches. Gigantes (dan para compartir) y mancha manteles. Están hechos todos con masa de focaccia artesanal: de corteza crujiente y miga blanda que contiene adecuadamente los contundentes rellenos. Como no nos da la panza para comer todo, probamos dos. El primero es uno tremendo, de albóndigas estofadas con queso derretido y hojas de berros. De alta intensidad y el paraíso de los carnívoros -cuidado al morderlo que en serio se van a manchar, a pesar de que el pan amarre muy bien el contenido-. El segundo fue un mixto, pero no uno cualquiera, sino con jugoso jamón de pierna, queso derretido, arúgula y tocino crocante: nuestro favorito por el más amable encuentro de sabores.

foto3

La pizzas. Acá no hay vuelta atrás. Cuando pruebas una pizza rica en Lima, marcas el lugar para volver una y otra vez. En este caso ha sido así. Comimos la hawaiana. A esta combinación, que es una de nuestras favoritas, le suman tocino crocante, un buen chorro de aceite de oliva y granos de sal de gruesa. El contraste entre la sal directa sobre la piña nos enamora.

foto4

bellaca foto

Salsas. En la mesa hay de cortesía aceite de oliva y ajíes de Arde Charapa.

El café. Peruano de origen y de la mano de el barista Harryson Neira. Así que déjense engreír con sus sugerencias que siempre les irá bien.

Postres. El queque de zanahoria es compacto y húmedo, un buen pedazo bañado de generosa crema de queso.

Carta de bebidas. Hay jugos de frutas, chicha, cremoladas, maracuyá y gaseosas.

Tamaño de porciones. Bien servidas.

Precio. Empanadas desde S/. 4.9, sánguches desde S/. 13, y pizzas personales desde S/. 15. Jugos desde S/. 7.9.

Tarjetas. Todas.

¿Volvería? Claro, sin pensarlo dos veces por la pizza y el mixto, además para probar el resto de la carta.

Dirección y horario. Av. Angamos Oeste 401, Miraflores / Teléfono 715-0707 / Están en FB como El Buen Recado.

BELLACOS. 3.80

Paola Miglio

Periodista de comida y viajes. Frívola. Obsesiva. Ansiosa. Twitter @paolamiglio / Instagram @paola.miglio
Secured By miniOrange